“I fought the law”. La vida de Sinda y un canto para la libertad

“Breaking rocks in the hot Sun…”. Esta es una canción de prisión, sobre la vida entre cadenas y la trágica historia (ficticia) que lleva a una persona a la privación de su libertad.

La pieza, compuesta por Sonny Curtis, fue publicada por primera vez en el 1960 y desde entonces vio aparecer numerosas versiones que la convirtieron en una de las más populares canciones del Rock’n Roll de toda la vida. Entre ellas, las de Bobby Fuller Four, The Clash o Green Day. En esta ocasión presentamos otra variación más, aprovechando su poder, para contar la trágica historia de la mona Sinda, a la que conocimos encadenada en los Bungalows de la Fundación Kupu-kupu en las afueras de Ubud (Bali).

La historia de Sinda es una más entre los millares de vidas de animales que cada año se ven privados de su libertad, de su naturaleza, de su esencia salvaje, para ser comercializados en algún tuburio turístico a cambio de una miseria. En su caso, Sinda fue arrebatada de su hábitat y su familia cuando acababa de nacer, rosa y pelada, y todavía desconocía la vida fuera de la teta de su madre. Una turista neo-zelandesa la encontró así en el transitado mercado de animales de Denpasar (capital política de Bali) y presa de la lástima y la impresión por las condiciones en que estos animales son retenidos allí, decidió comprarla con la intención de llevársela consigo a casa y ofrecerle una vida que sin duda sería mejor. Este tipo de acciones, emocionales, impulsivas y en el fondo comprensibles, en realidad perpetran el siniestro negocio de venta de animales salvajes. Aporta fondos y razones para su continuación. No compréis animales secuestrados.

Sinda, raptada demasiado pronto, demasiado joven, no conoció ningún tipo de socialización con los suyos. Jamás conoció la vida de mona, jamás se relacionó con ninguno de los suyos. Salió a la fuerza de la selva para vivir en una jaula y más tarde en otra, y más tarde en otra… Arrastra profundos traumas que hacen muy difícil su relación con el resto de seres vivos y por esta razón difícilmente conocerá jamás algún tipo de libertad.

DSC_0482 DSC_0489

Su nueva dueña la llevó consigo en sus viajes hasta Ubud, a los bungalows, donde la alimentaron con biberón hasta que fue mayor para comer insectos y frutas. Allí se dio cuenta esta turista que le sería imposible llevársela consigo a Nueva Zelanda, tanto por razones legales y burocráticas como por el propio peso de los traumas que Sinda arrastraba. Ya más crecida, en jaulas más grandes, la falta de socialización de Sinda se manifestaba en un comportamiento asocial y extremadamente agresivo hacia las mujeres; si alguna vez fuese puesta en libertad sería incapaz de sobrevivir por sí misma, generaría muchos problemas y estas razones la conducirían en un breve tiempo a un final trágico.

Al tiempo, esta turista volvió a su país (podemos decir que preocupada, ya que llamaba interesada, mandaba comida y dinero para su manutención…), dejando a la encargada de los bungalows la tarea de tomar las difíciles decisiones sobre el futuro de Sinda. Así la hemos conocido, ya fuera de una jaula pero encadenada a una cuerda que marca el recorrido entre dos árboles. Entre unos cuantos metros, tiene libertad de movimiento para buscar insectos, escalar, jugar y eventualmente asustar a alguna mujer que pasa por su lado. En unos cuantos días, nosotros hemos conseguido su aceptación (que ha costado algún mordisco), su tranquilidad para jugar y despiojarme y su indiferencia no-violenta hacia Moni.

Hemos visto que Sinda es preciosa, muy carismática y divertida. Con todo el cariño que le hemos cogido, compartimos su historia y le dedicamos esta canción.

DSC_0528

Advertisements

4 thoughts on ““I fought the law”. La vida de Sinda y un canto para la libertad

  1. Jordi, es genial! Ens has deixat a mi aborronada i a Roger i Pau bocabadats! Estem de lo mes orgullosos! Jo no pare d mostrar el teu video i la historia d Sinda a tots! Emocionada de veritat,
    Mil besos, maria

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s