Kalimantan, descubriendo el Borneo Indonesio

9 de Noviembre/ 14 de Noviembre

La selva de Borneo es la más vieja del mundo, sólo comparable en biodiversidad a la de Congo y a la gran Amazonia. La isla que la alberga, Borneo, es la tercera más grande de la tierra y se divide en tres países: el propio Borneo, minúsculo y en el extremo Norte; Malasia e Indonesia. Esta última parte recibe el nombre de Kalimantan y acoge una de las dos únicas reservas de orangutanes salvajes del mundo, la única población de monos proboscidios existente y la convivencia de tres culturas mayoritarias: los dayak (indígenas), los malasios y los chinos. (Un apunte: los proboscidios son unos monos narigudos y rubios muy divertidos que los indonesios llaman ¨holandeses¨por su gran parecido…).

DSC_0235 DSC_0246

Así que tan cerca como nos encontrábamos y tan interesante como parecía no pudimos más que buscar un vuelo y lanzarnos a explorar todo ese mundo nuevo para nosotros! Bienvenidos al Borneo Indonesio!!

Después de pasar la noche en el aeropuerto de Yakarta, el avión despega y en poco menos de dos horas llegamos a Pangkalanbun, una ciudad pequeña y movida del sur de Kalimantan y la más cercana al parque nacional de Tanjung Puting. Tanjung siginifca penísula y Puting pezón, porque está situado en el extremo sur insular, y bajo su nombre se esconden 415.000 hectáreas de bosque tropical que decrece año tras año debido a los incendios que sufre la isla por las plantaciones de palmeras para aceite de palma, como os contaremos en el siguiente reportaje. Durante este verano, 91.000 hectáreas del Parque Nacional han sido devastadas por el fuego. De momento, no obstante, sigue siendo el mejor punto de la selva para ver animales salvajes, así que seguimos este post con la parte bonita del asunto.

12242221_10207872554522942_414903896_n

12270283_10207872554242935_1417591797_n

DSC_0038

Comienza el viaje. En el aeropuerto nos recibe un amigo de Arif, el guía que nos acompañará durante toda la aventura. Arif es un joven biólogo que ha creado una empresa pequeñita con la que trata de fomentar el eco-turismo y el empleo local, haciendo frente a las grandes compañías que se reparten el pastel turístico.

Él y su familia nos acogieron en su casa durante nuestro días en Pangkalanbun y nos tuvieron casi literalmente a cuerpo de rey. Excelente comida, buena compañía y estancia en una casita de madera de hace unos 50 años que es una de la 5 cabañas que todavía son propiedad del estado en la zona.

Llegamos a la cabaña por la noche. Arif y su hermano volvían de replantar árboles de las zonas quemadas y Dessy, la mujer de Arif, nos esperaba con una doble cena: sopa de pollo, gambas, arroz, verduras… El día siguiente partíamos temprano en barco o Klotok, como lo llaman aquí, y quería que nos fuéramos a la selva bien preparados!

12272994_10207872554202934_1345674294_n

El despertador suena a las siete. ¡Corre, Jordi, que nos vamos a la jungla!

Por el camino, Arif nos cuenta que el Klotok en el que subiremos era un antiguo barco de carga que la gente local ha rehabilitado para navegar el río. Esperábamos un barco pequeñito y viejo, pero nos recibió una embarcación súper preparada, bonita y con toda una tripulación para nosotros. El guía, Arif, el capitán, un chico jovencito con una gran sonrisa, el marinero y la cocinera. Todo listo para zarpar. El río se abría ante nosotros como un enigma complejo e hipnótico. 

¿Hay cocodrilos? ¿Hay serpientes? ¿Cuál es el depredador más grande? ¡Cuántas preguntas para un agua tan turbia, para unos árboles tan juntos, para unos manglares tan frondosos!

DSC_0041

DSC_0062 DSC_0068 DSC_0090DSC_0091

DSC_0181

Pero sí. La respuesta es sí, sí, sí. En Tanjung Puting exiten 600 especies de árboles, 250 especies de pájaros, osos, rinocerontes, monos narigudos (proboscidios), cocodrilos de boca larga y de boca ancha, serpientes de agua, pitones, jabalíes, 6.000 orangutanes salvajes, etcétera, etcétera. Y sí, durante los dos días de travesía vemos un poquito de todas esas cosas. Menos las pitones, que parece ser que se esconden de maravilla.

Especialmente vimos un montón de orangutanes. El parque nacional alberga las mejores plataformas de observación para ver a estos primates en estado natural, incluyendo el famoso Camp Leakey, sede de investigadores del mundo que dedican su vida a tal propósito. Orang Hutan significa literalmente ¨hombre de la selva¨ en bahasa indonesio y malayo, y la verdad es que son los más parecido a un humano que he visto nunca. Compartimos el 97% de los genes, pero ellos son todos de color rojizo, cobres como una teja de arcilla. Pesan entre 45 kilos (las mujeres) y 120 kilos (los hombres más grandes) y se mueven en solitario. Comen frutas, raíces, hojas jóvenes, corteza de tronco, hormigas y termitas, al contrario que los narigudos, que son los únicos primates del mundo que se alimentan sólo de hojas y además se mueven en manadas. Los ¨hombres de la selva¨ duermen en nidos que elaboran cada noche en las copas de los árboles y se desplazan unos cuatro kilómetros diarios. La maternidad es súper importante para ellos, bueno… ellas. Los padres literalmente ponen la semilla y se largan para siempre, mientras las madres los gestan durante unos ocho meses y luego pasan al menos 8 años con sus hijos para enseñarles todo lo indispensable. A veces hasta tienen relaciones sexuales juntos cuando ya son mayores…

IMG_1404

Los hombres viven pues de árbol en árbol peleando por dominar la zona. Arif nos cuenta que sólo puede haber un macho dominante y que es fácil identificarlo porque le crecen los mofletes de una forma extraordinaria, a modo de corona natural que redondea su cara y la convierte en una luna llena y negra. Al perder la posición dominante, éstos empiezan a decrecer.

IMG_1354

Los orangutanes son muy territoriales y dominantes y aunque normalmente sólo se pelean entre ellos y no agreden a los humanos en dos ocasiones tuvimos que salir corriendo porque nos echaron de su zona del bosque rompiendo ramas de los árboles y lanzándolas hacia nosotros desde lo alto!

DSC_0315 IMG_1365DSC_0326 DSC_0352 IMG_1332   IMG_1445  IMG_1477

El día pasa rapidísimo…. Navegamos unos 40 kilómetros, exploramos en paseos cortitos el bosque y entre comidas súper suculentas (de verdad, las mejores que probamos en Indonesia) llegamos a las aguas negras para pasar la noche. Dejamos atrás el color café para pasar a un río dónde todo se refleja cuál espejo, fundiendo el cielo que oscurece con las raíces de los árboles gigantes que nos rodean llenos de monos narigudos que ya duermen mientras despierta la selva.

12243899_10207872552762898_1665088503_n 12235626_10207854767158269_111311327_o-2    DSC_0264 DSC_0218 DSC_0181

12270009_10207872553642920_1613278271_nDSC_0404

DSC_0380 IMG_1319

DSC_0396

Oscurece a ritmo de cigarras, ranas y varios sonidos difíciles de identificar. Pronto la noche se come la luz y sólo dos velas iluminan la cena. Son sólo las ocho de la tarde y la oscuridad es absoluta, la tripulación ya duerme y las luciérnagas brillan entre los árboles que a penas se vislumbran. Algunos movimientos bajo el agua interrumpen la tranquilidad. ¿Cocodrilos? Mejor dormimos…

Pasan las horas.

Gritos repentinos nos despiertan.

Gritos de monos. Ah,ah!

Una pelea de narigudos por la mejor rama inunda la noche.

Bueno, nada grave… estoy cansada. De vuelta a los sueños.

 

El sol deslumbra y son sólo las 6.30 de la mañana. El barco ya huele a desayuno… Comienza un nuevo día que pasa volando entre verdes y negros y naranjas y termina en casa de Arif. Dessi nos espera con un porridge de judías, arroz negro dulce y leche de coco. Nos copan de regalos y de mimos. Arif y su familia son encantadores y no podemos hacer más que agradecerles todo en este post. Si alguna vez pensáis en visitar Tanjung Puting no dudéis en contactar con ellos. Contribuiréis a apoyar el eco-turismo y el empoderamiento local y tendréis una experiencia increíble y con todo tipo de lujos totalmente inesperados para un mochilero. Podéis contactar con Arif en el siguiente email:  borneoprimate@gmail.com y visitar su página web, disponible en español: http://www.orangutanapplause.com/spa

DSC_0269 DSC_0119

 

Pasa la noche y cambiamos la selva por Pontianak, la ciudad de los fantasmas, justo en el extremo norte de la parte Oeste de Kalimantan. Cruzar Borneo con la opción más barata se traduce en 15 horas de autobús, múltiples mareos, un ferry y una gran aventura. Lluvia, soldados que viajan en bus, paradas a por enfermos, pueblos perdidos, montañas, gente amontonada encima de las mochilas y kilómetros y kilómetros de palmeras no autóctonas resultado de la deforestación artificial, que como sabéis, os contaremos en otro post. En resumen, mil veces mejor que un avión.

12270183_10207872548002779_220027836_n12248539_10207854763998190_281076996_o

Salimos a las 7.30 de la mañana y llegamos a Pontianak a las 9.30 de la noche. Allí nos esperan Leonie y su hermana Kiki, dos couchsurfers de origen dayak que nos prestan una habitación en su casa familiar. Una habitación con cama doble!!

Pontianak es una ciudad pequeña pero muy acogedora. Es la ciudad del mundo más cercana al Ecuador y está situada en la ribera del río Kapuas, el más largo de toda Indonesia con 1.143 kilómetros de longitud. Nos levantamos pronto y nos vamos a dar una vuelta por la ciudad…. Y, sorpresa, ¡empieza la temporada de lluvias!

Acompañados por un canto horrible llamando a la comunidad musulmana a la mezquita para la hora del rezo (horrible porque era el peor almuecín de la historia, sólo alzando la voz a grito pelao sin ritmo ni melodía ni tono alguno), nos tomamos el primer café bajo la tormenta. Pontianak está lleno de mezquitas de estilo saudí, brillantes y de grandes cúpulas, pero también de iglesias cristianas y templos varios. Parece una ciudad  multicultural dónde cada comunidad mayoritaria puede expresar su cultura abiertamente… Los chinos decoran sus casas con el yin y el yan, los cristianos con cruces y jesuses y vírgenes y los musulmanes llevan sus vestimentas ya conocidas. Además, justo la segunda noche que pasamos allí se celebraba un festival de danzas por el fin de la estación seca en los que malayos y dayaks ofrecían lo mejor de su cultura llenando la noche de unos bailes y una música espectaculares. No obstante unos amigos de nuestras couchsurfers nos cuentan que desde este año es imposible comprar alcohol en los supermercados o bares de forma legal, que sólo queda cerveza en el mercado negro, aunque no saben darnos una explicación concreta. Hablaremos más de estas restricciones en el reportaje sobre Indonesia y su situación política y de derechos, pero sólo un apunte para introduciros al país en el que el 88,20% de la población se declara musulmana. Un dato fácil de contrastar pues en Indonesia es obligatorio hacer constar en tu DNI la religión que practicas!!

12270590_10207872653605419_1689173507_n 12243976_10207872653925427_950582579_n 12233147_10207854764878212_1027506670_n-2 12233364_10207854765718233_1027156345_n12248603_10207854766158244_1685144646_n-2  12244004_10207854761118118_1952993382_n 12242927_10207854764638206_1530679978_o

12273106_10207872654485441_1083542478_nPontianak Mochileando para cambiar el mundo Borneo

Después de un recorrido por la gastronomía china de la ciudad, de hacernos selfies por la calle con un montón de gente que no conocemos pero que nos saludaban como si fuéramos primos hermanos, de perdernos, mojarnos, ver bailes malayos, visitar el monumento del ecuador y correr al aeropuerto porque llegábamos tardísimo, nos despedimos de Indonesia y volamos a Kuala Lumpur, Malasia, dónde hemos empezado un nuevo proyecto con personas discapacitadas, refugiados, gente sin hogar y perros abandonados.

Con la experiencia de la selva distorsionada como un sueño y una sensación profunda de la generosidad de los indonesios, podemos decir que…

Terima Kasi Indonesia, Selamat Datang Malasia!

Os mantendremos informados 🙂

 

12243899_10207872552762898_1665088503_n DSC_0388 DSC_0258

IMG_1394DSC_0382

 

 

Advertisements

4 thoughts on “Kalimantan, descubriendo el Borneo Indonesio

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s