Instantáneas del país de Siam

Hace casi una semana que dejamos atrás Tailandia y todavía tenemos cientos de imágenes que nunca hemos compartido con vosotros… así que hemos decidido dedicarle un último post al país!  Esta no es una entrada para leer. Es una galería, un post para mirar, contemplar, perderse en las fotos e imaginar la realidad que las envuelve, el modo de vida que se esconde detrás.

Tailandia es mucho más que un pad thai y que todas esas playas de ensueño que, como os contamos, se nos antojaron el paraíso. Es mercados llenos de mil cosas, calles llenas de vida, tradición y modernidad en plena combustión, pero también es racismo, sufrimiento animal, prostitución y explotación laboral . En esta selección de fotos faltan muchas cosas, aún así pretende mostraros algunos aspectos del país tailandés, para que los penséis, los miréis y os adentréis en otras realidades.

2015-12-25 19.22.30

Una luna roja y llena corona las alturas de Bangkok.  Las vistas desde la torre más alta de la ciudad, el hotel Bayoke, descubren un halo de contaminación que la envuelve como una pompa, pintando a la luna de color rojo.  Bangkok, diciembre 2015

2015-12-27 12.35.30 2015-12-27 16.12.05

El maltrato a los elefantes en Tailandia para el disfrute del turista es máximo. Por todos lados ves carteles de trekking con elefantes, shows con elefantes, elefantes pintores,turistas montados en paquidermos…  Detrás de estos tours se esconde no sólo el maltrato directo sino una enorme mafia de tráfico de animales que separa a las crías de las madres para amaestrarlos como “aptos para el contacto con humanos”. Según la ONG Elephant Family, cada año entre 50 y 100 crías son capturadas en Birmania para alimentar la industria turística tailandesa, y por cada una de ellas, cinco elefantes adultos o adolescentes mueren al intentar protegerla.  Ko Chang, diciembre 2015

2015-12-31 15.24.14

Tailandeses ofrecen dinero, velas y flores amarillas al Buda reclinado de Doi Suthep, uno de los templos más sagrados del Norte del país. La leyenda cuenta que guarda un hueso de Buda que transportaron hasta la cima de la montaña en un elefante blanco que murió justo dónde debían construir el monasterio.  Chiang Mai, diciembre 2015

DSC_0012

El sur de Tailandia está repleto de barcos de madera, que aquí llaman “long tail boats”, y te transportan tanto por mar como por ríos. Los conductores conocen el mar como la palma de su mano, muchas veces han sido pescadores o hijos de pescadores que ahora se dedican al turismo.  Ao Luek, mar de Andamán, diciembre 2015

DSC_0018  

Pagodas de porcelana china en el templo Wat Arun de Bangkok, conocido como templo del amanecer.  Esta especie de cucuruchos son una característica única de la arquitectura tailandesa  y se pueden observar en todos los templos. Bangkok, diciembre 2015

DSC_0102

Puente de bambú sobre el río que atraviesa el pueblo de Pai, al Norte del país. El bambú se usa en todo tipo de construcciones, desde andamios para la obra, a escaleras o casas. Pai, enero 2016

DSC_0116

Campesinos tailandeses recogen en un segundo plano algunas verduras mientras se pone el sol. En Tailandia la agricultura a penas supone un 12% del PIB (ha disminuido mucho en los últimos años), pero contribuye con el 46% del empleo total.  Pai, enero 2016

DSC_0129

Con la puesta de sol, las vacas vuelven al granero a pasar la noche. Tailandia es uno de los mayores exportadores de animales a Asia, sin embargo, tienen prohibido exportar cerdo. Pai, enero de 2016. 

DSC_0130

Es común encontrar a los tailandeses llevando a cabo las más dispares tareas en los ríos: lavar la ropa, darse una ducha, lavar los platos… por lo que deducimos que en muchas casas todavía no hay agua corriente. Pai, enero 2016

DSC_0156

Acumulación de botellas de butano en uno de los restaurantes más famosos de Pai, enero 2016. 

DSC_0158

El Wok es la sartén más utilizada en las cocinas tailandesas, en las que hierven los fogones a todas horas. Es frecuente encontrarte a las mismas personas atendiéndote para tomar un café a primera hora de la mañana que para servirte la cena. La cocina está abierta todo el día. Pai, enero 2016

DSC_0270

Tras la celebración de una misa en honor al Buda que está en construcción en su templo, la comunidad de Pangthom se congrega para comer. Como para los españoles, los tailandeses no conciben una fiesta sin un montón de comida. Un anciano observa a la multitud con el sombrero tradicional del norte del país. Pangthom, enero 2016 

DSC_0280

La época seca dura aproximadamente 6 meses en los que no cae ni una gota. Mientras de junio a octubre llueve muchísimo, entre noviembre y febrero hace bastante frío y el agua no asoma. Por eso aprovechan para hacer todas las actividades que no podrán realizar en adelante: secar las hebras, construir las casas…  Pangthom, enero 2016

DSC_1827 DSC_1833

Varios niños juegan a pescar en un riachuelo con una red improvisada.  Tailandia tiene uno de los niveles más altos de alfabetización en la región asiática, entre el 75 y el 90% según la fuente, pero aún así muchos niños ayudan a sus padres con sus negocios y a veces es difícil verles sumergidos en un juego. Ao Luek, diciembre 2015

DSC_0050

Trabajador en el mercado local cercano al mercado de las flores de Bangkok. Las banderas simbolizan el color del rey, el amarillo, y la nación. Bangkok, enero 2016

2016-01-04 17.20.16

DSC_0036

En la primera fotografía, un monje camina en solitario al rededor de un Buda blanco gigante de reciente construcción. En la segunda, un monje más joven mira su teléfono móvil a pesar de que justo delante tiene al Buda reclinado más grande de Bangkok.  Pai, enero 2016/ Wat Pho, Bangkok, diciembre 2015

IMG-20160130-WA0024

En el metro de la capital, todos los días son fallas. La instantánea es de un lunes cualquiera a las cinco de la tarde, pero podría haber sido del día siguiente o de unas horas más tarde. El metro siempre iba lleno. Bangkok, diciembre 2015

IMG-20160130-WA0036DSC_0446 DSC_0444 DSC_0427

Los autobuses de Tailandia son muy distintos y diversos entre ellos. Todo el mundo los toma y se apretuja en sus asientos. En la primera fotografía, una niña pequeña mira a un monje novicio que juega con su mano, pensando, quizás, que ella jamás tendrá la oportunidad de ordenarse, de ser como él. La segunda es un autobús de línea de media distancia y las dos últimas son de un colectivo urbano lleno de estudiantes. Pai, enero 2016/  Sukhotai, enero 2016 

DSC_0322

Buda en todos los formatos. Eso es Tailandia. Las ruinas de Sukhotai, la capital del primer reino, muestran que es una obsesión que viene de lejos. Sukhotai, febrero 2016 

DSC_0292

Los mercados son la vida de Tailandia. Miles de platos, cientos de personas y olores se arremolinan durante horas en las calles del país, comiendo, observando, trabajando. Una de las mejores formas de conocer la gastronomía del reino de Siam.  Chiang Mai, enero 2016

DSC_0590

Los migrantes  y refugiados birmanos en Tailandia viven en condiciones de semi explotación, pobreza y miedo, ya que su situación no es legal y pueden ser deportados en cualquier momento. Los padres y adolescentes son la mano de obra barata en todo el país y los niños tienen que acudir a Migrant Schools gestionadas por ONG porque no tienen garantizado el derecho a la educación. Mae Sot, febrero 2016

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s